MIMMA_00

Se ruega tocar. Please play!

Por otrosMuseos.com.

 

La música es el arte de organizar sonidos y silencios mediante tres elementos que son la melodía, la armonía y el ritmo. Provoca una serie de impulsos en nuestro sistema nervioso que dan lugar a sensaciones y emociones. La música es un estímulo que afecta a nuestro campo de percepción, nos aporta información, nos entretiene y divierte y tiene además, propiedades curativas.


Esta manifestación artística es un bien inmaterial que forma parte de nuestro patrimonio y como tal varios museos de nuestra geografía le dedican su espacio.
Uno de esos lugares mágicos es el Museo Interactivo de la Música de Málaga, que pudimos visitar el pasado mes de agosto.
Allí nos recibió un acogedor edificio de arquitectura barroca malagueña rehabilitado con mucho acierto y respeto por su estructura y arquitectura original.
En la entrada del museo se encuentra la sala de exposiciones temporales que en esta ocasión contaba con la muestra de la obra del dibujante malagueño Ángel Idígoras.
A partir de ahí comenzamos la visita con una proyección de animación con sombras chinescas que narran la historia de la música.

 

Mmuseo_MIMMA_otrosmuseos

 

El museo, tenemos que recordar, que posee una interesante estructura museográfica separada por espacios temáticos diferenciados por colores.
En los espacio blancos se muestran instrumentos de gran formato, está iluminada con luz natural y acoge las instalaciones interactivas.
La exposición permanente está distribuida en las salas negras que cuentan con iluminación directa a vitrinas y piezas y constituyen la narración de la colección por el origen de la música con instrumentos que van desde la prehistoria hasta la actualidad. Se puede conocer así el folklore, la música occidental y de las diferentes culturas del mundo y finalmente la música electrónica.

 

Mmuseo_MIMMA_otrosmuseos

 

Las salas rojas son las preferidas de los niños y niñas que visitan el museo, que salen corriendo de sala en sala llamados por la luz roja que los atrae a interactuar con los instrumentos. Allí “se ruega tocar”. Cada sala cuenta con una serie de instrumentos que se pueden probar, desde xilófonos, tambores, una guitarra, un chelo, un violín, un piano, una batería y hasta instrumentos étnicos muy curiosos.
La particularidad de este museo es además sus recursos interactivos que permiten conocer más de cerca los instrumentos de esta rica colección.
El visitante puede personalizar su visita a la entrada del museo. Se puede seleccionar la edad, el lenguaje (en el caso de los niños resulta muy interesante ya que se adapta a su comprensión), idioma, preferencias y gustos. Pero si finalmente no se elige esta opción, se puede seguir la muestra a través de las pantallas interactivas que el museo ha colocado en cada sala y que ofrecen la información completa de los instrumentos con una pequeña definición, una imagen y lo más importante quizás, en un museo de la música, un audio para poder conocer el sonido del instrumento que se ve en cada vitrina.

 

Al final de la visita, de camino a la salida pudimos contemplar mediante un firme suelo de cristal, los restos de la muralla de origen romano y árabe que se encontraron en las obras de rehabilitación del edificio del museo y que se encuentra perfectamente conservada.
Al salir pasamos por la tienda y allí nos esperaba Celia Fernández responsable de comunicación del museo y que nos había invitado a visitar el museo siguiendo el itinerario recomendado. Su amabilidad y cercanía nos confirmó la dedicación de un joven y pequeño equipo que se desvive por el museo.

 

De este mágico lugar nos llevamos un pequeño recuerdo de los muchos artículos interesantes y cucos que se pueden encontrar en la tienda del museo que cuenta con un rico surtido de objetos y libros para todos los gustos y edades.
Visitar este espacio es una interesante experiencia para todas los públicos. Pequeños y grandes disfrutarán y podrán interactuar en las salas y con las piezas. Es un lugar muy didáctico y bien diseñado con una rica colección que merece la pena conocer.
Además el museo organiza numerosas actividades, es un espacio activo con muchos recursos y con un equipo con ganas de enseñar y mostrar a todo el público una colección de la que pueden estar orgullosos.
Sin duda es una visita imprescindible si vais por la ciudad de Málaga.

 

¿Te ha gustado este artículo? Compartir es vivir ¡Nos vemos en los Museos!

Pin It

fachada MIMMA_otrosmuseos

 

Fotografias: otrosMuseos.com

1 Comments

  1. Qué museo tan sugerente y “apetecible”!!. Invita a visitarlo y experimentarlo. Supongo que tendrán todo tipo de instrumentos, y varios antiguos; una buena ocasión para conocerlos en vivo y sentir sus posibilidades.

Leave a Comment